Este pasado domingo 3 de junio, se celebró el SPIDI ON TOUR en Vigo, organizado por Juan Noguerol ( SPIDI World Brand Ambassador) y Sport Pasión. A pesar de no tener moto de carretera, me cedieron la Benelli Leocino 500 de la cual os hago una crónica de sensaciones.

juana vidal benelli leocino

Hacía mucho tiempo que no andaba en moto de carretera y a pesar de que tengo el casco de carretera de cuando tenía la Z750 me resultaba muy incomodo, así que me dispuse a hacer la ruta del spidi tour con mi casco de enduro, no le pegaba mucho a la cinquecento pero es super cómodo jajaja.

RUTA SPIDI TOUR GALICIA

Llagamos a las 8.45h a Sport Pasión en Vigo, tras cubrir todo el papeleo y asistir al briefing, arrancamos a las 10h en 2 grupos.

Me subí a la Benelli y a pesar de los nervios por montar a una moto que no era mía desde el primer momento se hizo muy amigable.

Cabe decir que tengo una altura de 1,65m y peso 50 y pocos kgs, estas características en muchos casos dificultan andar en moto, sin embargo la Benelli Leocino se hace muy manejable.

Desde el primer momento me sentí cómoda, faltaba subir un poco la palanca de cambio y el embrague no acabé de adaptarme a él en todo el día, supongo que también se podrá ajustar. A pesar de estos pequeños desajustes, las sensaciones fueron muy buenas.

Estamos hablando de una moto de 500cc con 30 y pocos caballos, la moto perfecta para iniciarse en el mundo de las 2 ruedas, bajita y manejable encima o desde el suelo.

La ruta transcurrió un 90% por parajes muy bonitos y a pesar que la mayor parte de la ruta fue muy lenta aún tuvimos ocasión de pasar de 100km/h. El no tener cúpula, hace que ir a estas velocidades no sea muy cómodo, aún así se puede ir sin problema de forma segura.

También tuvimos ocasión de ir por carreteras ratoneras y también me demostró que cumple perfectamente.

En resumen la ruta estuvo muy bien organizada y tranquila, con unas vistas espectaculares. Prácticamente toda la ruta transcurrió por buen asfalto. Nos desplazamos de Vigo a Baiona (Virgen da Barca) para más tarde ir al mirador de Sta Tecla. Allí aprovechamos para hacer unas fotos de la ría realmente asombrosas, de aquí nos movimos a los viñedos de O Rosal donde catamos el vino espumoso de la zona. Aquí dejo unas fotos porque esto hay que verlo. Más de 100Ha de viñedos.

viñedos o rosal

Acabamos la ruta con una comida excelente en la Quinta do Ramo.

Concluyo esta crónica con una sonrisa de oreja a oreja recordando el maravilloso día.

Respeto a la Benelli Leocino

Puntos fuertes: Fácil, manejable.

Debilidades: Freno traseo, embrague.

Cerrar menú

Entra en el sorteo trimestral de una camiseta OFFROAD!

Sólo tienes que suscribirte al boletín de noticias para enterarte de todas las aventuras offroad y seguirme en INSTAGRAM.