Rutas «dos Arrieiros». Dia 2

Rutas «dos Arrieiros». Dia 2

Según las previsiones sabíamos que hoy tocaba día de frío y lluvia, pero por suerte para nosotros no iba a ser tanto como decían días atrás. Amaneció con lluvia fina muy espesa que nos caló hasta los huesos a los 15 min de salir. Seguíamos con ilusión y ganas, habíamos descansado bien y estábamos a tope para enfrentarnos a la aventura. El día 2 de ruta tenía unos 120 kilómetros y comunica la localidad portuguesa de Castro Laboreiro con la localidad pontevedresa de Soutelo de Montes, donde íbamos a dormir.

Navegar con lluvia siempre es un poco más complicado, y nuestro guía Miguel tardo un poco en coger el ritmo, pero una vez puesto en track empezó la fiesta. Al poco de arrancar disfrutamos de un tramo de zonas empedradas muy bonitas para pilotar sobre ellas, e ir entrando en calor aunque esto nos iba a durar poco, seguía lloviendo y el track nos llevaba a las pistas del parque eólico donde tengo que reconocer que lo pasé bastante mal. Las gafas se empañaban y la lluvia aumentó la intensidad. Las opciones eran ir con las gafas empañadas sin apenas visibilidad o sacar las gafas y sufrir el azote de la lluvia en los ojos que me dejaba en la misma o peor situación. Por suerte cuando ya sentía que estaba en una situación bastante crítica el track nos llevó por la ladera de la montaña donde casi de forma inmediata dejo de llover. Habíamos superado la primera prueba del día, y no tardaría en llegar la segunda.

Descubrimos para que eran las cintas rosas del día anterior, y es que nos encontramos de lleno con  la organización de una prueba del nacional portugues de btt. En esta ocasión nos prohibieron terminantemente seguir el track que nos llevase por parte del recorrido de las bicis. Era hora de activar otro tipo de GPS, en esta ocasión el maestro motevo (Jaime) tomo el relevo y se puso de guía hasta llegar de nuevo al track sin pasar por el recorrido de la prueba.

Volvíamos a estar en track y Miguel se vuelve a poner en cabeza llevándonos de nuevo por zonas de romanas y pistas hasta llegar de nuevo A Cañiza. Donde comeríamos de nuevo. 

 

Con el estómago y la moto llena continuamos ruta, el primer tramo saliendo de A Cañiza es un tramo de pista rápidas y un parque eólico del cual nos desviaríamos para coger la ruta que nos llevaría Avión. 

Es aquí donde nos despedimos de nuestros compis de ruta, Jaime y Mar harían noche en Pontevedra en su casa y nosotros nos vamos para Soutelo.

Pasado el pueblo de Avión las pistas se estrecharian un poquito más pero la belleza del paisaje seguiría siendo la misma, en Avión también se puede repostar pero dada la cercanía con la Cañiza no fue necesario y continuamos el track.

De vez en cuando la cosa se anima y nos toca hacer cosas más divertidas.

Pasado el puebo de Avión continuamos pistas hasta Soutelo de Montes, estas pistas son un poquito más ratoneras que las que nos encontramos al principio de la tarde hubo un par de sitios donde el track nos despisto un poquito pero nada que un par de minutos analizando la zona nos impidiese solucionar, estos detalles también forman parte de la belleza de la ruta.

Cada vez el terreno cambiaba más y ya podíamos disfrutar del mogollón de cortafuegos que llenas los montes de los alrededores de Soutelo de Montes.

Y por fin llegamos a destino, revisamos motos, engrasamos y repostamos y a por una buena cena para coger fuerzas y empezar el tercer día de la mejor manera posible.

Galería de fotos

En este espacio recordamos los mejores momentos a través de las fotos que hacíamos cuando parábamos, además de las paradas obligatorias para comer y repostar, muchas veces nos paramos a propósito para descubrir toda la belleza que nos rodea.

Deja un comentario

Cerrar menú

Entra en el sorteo trimestral de una camiseta OFFROAD!

Sólo tienes que suscribirte al boletín de noticias para enterarte de todas las aventuras offroad y seguirme en INSTAGRAM.